Rute (Córdoba) Semana Santa.

miércoles, 18 de febrero de 2015

Miercoles de Ceniza

Iniciamos la Cuaresma con el Miércoles de Ceniza

   Te proponemos algunas aclaraciones para conocer el sentido de este ritual.

ceniza1

¿Qué significado tiene la ceniza?

La palabra ceniza deriva del latín “cinis” y es la materia que surge de una combustión, para la misa de imposición de la ceniza se suele utilizar la ceniza de la quema de las palmas del Domingo de Ramos del año anterior. La ceniza evoca de forma simbólica a la muerte, la caducidad, la humildad y la penitencia. De hecho, el sacerdote en el rito de imposición de la ceniza pronunciará las palabras: “Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás” o “Conviértete y cree en el evangelio”. Con este rito los cristianos reconocen la necesidad de la conversión con las ayudas que da la Iglesia para este tiempo de Cuaresma (oración, ayuno y abstinencia, y limosna), para caminar hacia la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

¿Cuál es el origen de este signo?

En el Antiguo Testamento podemos encontrar numerosos pasajes en los que se describe cómo los judíos se vestían de ceniza y sayal para hacer duelo y oración ante un acontecimiento importante. Por ejemplo, la reina Esther y su tío Mardoqueo para salvar al pueblo judío (Est 4, 1-3). Luego los primeros cristianos comenzaron a vestirse con “hábito penitencial” y ceniza en la cabeza para recibir el sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo. La Cuaresma adquirió un sentido penitencial a partir del año 384 d.C. y desde el siglo XI la Iglesia acostumbró a poner la ceniza a los fieles al comenzar estos 40 días de penitencia.



Fuente: Obispado de Córdoba

martes, 17 de febrero de 2015

Jornada de puertas abiertas

El pasado Domingo la Agrupación de Cofradías de la localidad vecina de Lucena celebraba una Jornada de Puertas Abiertas en colaboración con las distintas Hermandades y Cofradías de la ciudad. Una representación de nuestra Junta de Gobierno se acercó hasta Lucena para disfrutar de un día de convivencia y ver el rico, extenso y variado patrimonio que la ocasión nos brindaba.

A lo largo de más de 3 horas pudimos disfrutar de la Casa de la Virgen (Archicofradía de la Virgen de Araceli), Sagrado Encuentro, Soledad, Columna, Jesús Nazareno, Cristo del Silencio, Campanitas, Sangre y San José Artesano. 

Las Hermandades y Cofradías expusieron la mayoría de su Patrimonio para los visitantes. Aprovechamos estas líneas para agradecer la atención a los distintos Hermanos Mayores y miembros de las Juntas de Gobierno, por las explicaciones que nos ofrecieron y el intercambio de inquietudes que nos surgían. Animamos a que estas Jornadas de Convivencia se sigan realizando pues es una buena manera de fomentar lazos de fraternidad entre distintas Corporaciones de Lucena y de otros lugares de la geografía cordobesa.


miércoles, 11 de febrero de 2015

En apenas una semana...

 

Justo cuando el calendario dentro de una semana marque 18 de Febrero comenzaremos un nuevo tiempo litúrgico. La Cuaresma.
 
La Cuaresma es el tiempo litúrgico de conversión, que marca la Iglesia para prepararnos a la gran fiesta de la Pascua. Es tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo.
La Cuaresma dura 40 días; comienza el Miércoles de Ceniza y termina antes de la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo. A lo largo de este tiempo, sobre todo en la liturgia del domingo, hacemos un esfuerzo por recuperar el ritmo y estilo de verdaderos creyentes que debemos vivir como hijos de Dios.
El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual. 

En la Cuaresma, Cristo nos invita a cambiar de vida. La Iglesia nos invita a vivir la Cuaresma como un camino hacia Jesucristo, escuchando la Palabra de Dios, orando, compartiendo con el prójimo y haciendo obras buenas. Nos invita a vivir una serie de actitudes cristianas que nos ayudan a parecernos más a Jesucristo, ya que por acción de nuestro pecado, nos alejamos más de Dios.
Por ello, la Cuaresma es el tiempo del perdón y de la reconciliación fraterna. Cada día, durante toda la vida, hemos de arrojar de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia, los celos que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos. En Cuaresma, aprendemos a conocer y apreciar la Cruz de Jesús. Con esto aprendemos también a tomar nuestra cruz con alegría para alcanzar la gloria de la resurrección. 

40 días

La duración de la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En ésta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto. 

En la Biblia, el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades.
La práctica de la Cuaresma data desde el siglo IV, cuando se da la tendencia a constituirla en tiempo de penitencia y de renovación para toda la Iglesia, con la práctica del ayuno y de la abstinencia. Conservada con bastante vigor, al menos en un principio, en las iglesias de oriente, la práctica penitencial de la Cuaresma ha sido cada vez más aligerada en occidente, pero debe observarse un espíritu penitencial y de conversión.

Información: Aciprensa.

viernes, 6 de febrero de 2015

Campaña Manos Unidas

Manos Unidas lanza su nueva Campaña y el próximo 8 de febrero, celebra en toda España su Jornada Nacional.

 

En esta ocasión desde la ONGD se nos invita a reflexionar y hacer balance sobre el logro de los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) propuestos por Naciones Unidas, precisamente en 2015, año que se había marcado como fecha tope para la consecución de dichos objetivos.

La ONG de Desarrollo de la Iglesia Católica para la ayuda a los países más desfavorecidos del planeta, que apoya más de 1.000 proyectos en los más de 60 países, recordará,  durante 12 meses, que la lucha contra la pobreza es una tarea de las naciones, pero, también, de cada una de las personas que formamos parte de nuestro mundo; por eso invita a toda la sociedad a unirse a esta lucha contra la pobreza con una pregunta que nos hace a todos en el lema de este año: “Luchamos contra la pobreza ¿te apuntas?” (#ContralaPobrezaMU). A lo largo del fin de semana las colectas que se realicen en nuestro pueblo irán destinadas a un proyecto que ha sido asignado al pueblo de Rute. ¡Colabora con quien más te necesita!



Información: Diócesis de Córdoba.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Rosario mes de Febrero

El próximo sábado día 7 de Febrero a las 17 horas tendrá lugar en el Santuario de Ntra. Sra. de la Soledad el Rezo del Santo Rosario.

lunes, 2 de febrero de 2015

Presentación de Jesús en el Templo





Aunque esta fiesta del 2 de febrero cae fuera del tiempo de navidad, es una parte integrante del relato de navidad. Es una chispa de fuego de navidad, es una epifanía del día cuadragésimo. Navidad, epifanía, presentación del Señor son tres paneles de un tríptico litúrgico.

Es una fiesta antiquísima de origen oriental. La Iglesia de Jerusalén la celebraba ya en el siglo IV. Se celebraba allí a los cuarenta días de la fiesta de la epifanía, el 14 de febrero. La peregrina Eteria, que cuenta esto en su famoso diario, añade el interesante comentario de que se "celebraba con el mayor gozo, como si fuera la pascua misma"'. Desde Jerusalén, la fiesta se propagó a otras iglesias de Oriente y de Occidente. En el siglo VII, si no antes, había sido introducida en Roma. Se asoció con esta fiesta una procesión de las candelas. La Iglesia romana celebraba la fiesta cuarenta días después de navidad.

Entre las iglesias orientales se conocía esta fiesta como "La fiesta del Encuentro" (en griego, Hypapante), nombre muy significativo y expresivo, que destaca un aspecto fundamental de la fiesta: el encuentro del Ungido de Dios con su pueblo. San Lucas narra el hecho en el capítulo 2 de su evangelio. Obedeciendo a la ley mosaica, los padres de Jesús llevaron a su hijo al templo cuarenta días después de su nacimiento para presentarlo al Señor y hacer una ofrenda por él.

Esta fiesta comenzó a ser conocida en Occidente, desde el siglo X, con el nombre de Purificación de la bienaventurada virgen María. Fue incluida entre las fiestas de Nuestra Señora. Pero esto no era del todo correcto, ya que la Iglesia celebra en este día, esencialmente, un misterio de nuestro Señor. En el calendario romano, revisado en 1969, se cambió el nombre por el de "La Presentación del Señor". Esta es una indicación más verdadera de la naturaleza y del objeto de la fiesta. Sin embargo, ello no quiere decir que infravaloremos el papel importantísimo de María en los acontecimientos que celebramos. Los misterios de Cristo y de su madre están estrechamente ligados, de manera que nos encontramos aquí con una especie de celebración dual, una fiesta de Cristo y de María.

La bendición de las candelas antes de la misa y la procesión con las velas encendidas son rasgos chocantes de la celebración actual. El misal romano ha mantenido estas costumbres, ofreciendo dos formas alternativas de procesión. Es adecuado que, en este día, al escuchar el cántico de Simeón en el evangelio (Lc 2,22-40), aclamemos a Cristo como "luz para iluminar a las naciones y para dar gloria a tu pueblo, Israel".


Fuente: Aciprensa. Fotos: Aciprensa y Google.

domingo, 1 de febrero de 2015

Jornada de la Vida Consagrada


El próximo día 2 de febrero se celebra la jornada dedicada a la vida consagrada, dentro de un año, el 2015, todo él dedicado a reflexionar sobre él. Teresa de Jesús es innovadora y maestra en la vida consagrada. Por esa razón, en este V Centenario, ella puede iluminar el camino de tantas personas consagradas, y de las instituciones a las que pertenecen.


«Querríalas mucho avisar que miren no escondan el talento, pues que parece las quiere Dios escoger para provecho de otras muchos, en especial en estos tiempos que son menester amigos fuertes de Dios para sustentar los flacos».
(Santa Teresa de Jesús, Libro de la Vida 15,5)